¡Este blog se mudó a http://belascoainyneptuno.com!

Espera unos segundos para redirigirte automáticamente al nuevo sitio. Si no funciona, visita
http://belascoainyneptuno.com.
De paso, actualiza la dirección en tu blogroll y en tus “favoritos”. ¡Gracias!

lunes, octubre 06, 2008

Veinte mejores títulos (un proyecto participativo) III


Heriberto Hernández escribe —respecto a la selección de mejores títulos (por los títulos en sí) que propone Miguel Correa Mujica—:

Veinte títulos al final se me hicieron pocos. De hecho, la lista inicial pasaba de cincuenta, pero en todas las listas de preferencia hay muertos y heridos. Eso las hace tan absurdas y arbitrarias, que no podemos dejar de hacerlas. Esta es la mía hoy, no sé mañana.

1. Poesía (Julián del Casal)
2. Arabescos mentales (Regino E. Boti)
3. Poesía Completa (José Lezama Lima)
4. Vagabundo del alba (Fayad Jamis)
5. La tierra de Saud (Manuel Díaz Martínez)
6. Ciudad, Ciudad (Francisco De Oraá)
7. Da Capo (Raúl Hernández Novás)
8. Para celebrar el ascenso de Ícaro (Delfín Prat)
9. Viendo acabado tanto reino fuerte (Roberto Méndez)
10. Población flotante (Carlos Augusto Alfonso)
11. La casa en el monte de los olivos (Arístides Vega Chapú)
12. La sangre hambrienta (Enrique Labrador Ruiz)
13. Generales y Doctores (Carlos Loveira)
14. Paradiso (Jose Lezama Lima)
15. El siglo de las luces (Alejo Carpentier)
16. La Habana para un infante difunto (Cabrera Infante)
17. Pailock (Ezequiel Vieta)
18. Contrapunteo cubano del tabaco y del azúcar (Fernando Ortiz)
19. La cantidad hechizada (José Lezama Lima)
20. El fuego en el festín de la sabiduría (Roberto Méndez)


***
Posdata (de Heriberto Hernández):

El buen Sosa me advierte que la selección es por el valor de los títulos en sí, y no por el valor literario de las obras que nombran, despistado yo. Nos reímos, desde luego. Resulta que no llega a ser tan mal título el de Poesía Completa, tratándose de Lezama, con una obra poética tan abarcadora, que es en sí misma un símil de la totalidad.

Con suerte que algunos títulos resultaron siendo buenos además de ser buenos libros. La sangre hambrienta, de Labrador, es un título enigmático y con mucha fuerza. Claro, El arpa y la sombra representaría mejor que El siglo de las luces a Alejo Carpentier y La clave silofónica de la música cubana mejor que el Contrapunteo cubano del tabaco y del azúcar a Fernando Ortiz. La cantidad hechizada sigue siendo uno de los títulos más bellos de la literatura cubana.

Ya ubicado se me ocurren:
Espejo de paciencia (Silvestre de Balboa)
El girasol sediento (Samuel Feijóo)
Hombres sin mujer (Carlos Montenegro)
La casa del silencio (Mariano Brull)
Cielo en rehenes (Emilio Ballagas)
La religión de los elefantes (David Buzi)
La quinta nave de los locos (Manuel Pereira)

5 comentarios:

Heriberto Hernández dijo...

Hay tanto buen libro que viendo ahora la lista yo mismo me recrimino y seria capaz de acusarme de tendencioso, pusilánime o incluso de desleal, por haber traicionado a autores que tan placenteros momentos me proporcionaron alguna vez. Piénsese, hablando ya de autores, en la Avellaneda o Plácido, en Martí, en Eliseo o el volátil Octavio Smith, y sobre todo en muchos contemporáneos, amigos que mencionar seria largo y fuera de lugar por enojoso. Hay libros que uno disfrutó, por razones coyunturales, de una manera especial y “El pan dormido”, de Soler, es uno que yo recuerdo con cariño a pesar de haberlo leído hace mucho tiempo. Este es un ejercicio muy bueno.

Heriberto Hernández dijo...

Creo que más tarde lo haré con libros de autores no cubanos, como autoterapia digo.

Heriberto Hernández dijo...

El buen Sosa me advierte que la selección es por el valor de los títulos en si, y no por el valor literario de las obras que nombran, despistado yo. Nos reímos, desde luego. Resulta que no llega a ser tan mal titulo el de “Poesía Completa”, tratándose de Lezama, con una obra poética tan abarcadora, que es en si misma un símil de la totalidad.
Con suerte que algunos títulos resultaron siendo buenos además de ser buenos libros. “La sangre hambrienta” de Labrador es un titulo enigmático y con mucha fuerza. Claro, “El arpa y la sombra” representaría mejor que “El siglo de las luces” a Alejo Carpentier y “La clave silofónica de la música Cubana” mejor que el “Contrapunteo cubano del tabaco y del azúcar” a Fernando Ortiz. “La cantidad hechizada” sigue siendo uno de los títulos mas bellos de la literatura cubana.
Ya ubicado se me ocurren:
• Espejo de paciencia (Silvestre de Balboa)
• El girasol sediento (Samuel Feijóo)
• Hombres sin mujer (Carlos Montenegro)
• La casa del silencio (Mariano Brull)
• Cielo en rehenes (Emilio Ballagas)
• La religión de los elefantes (David Buzi)
• La quinta nave de los locos (Manuel Pereira)

Anónimo dijo...

¿Se pueden incluir libros de autores extranjeros?

Saludos
F.C.

Anónimo dijo...

Sorry, veo que se puede leyendo las listas.
F.C.