¡Este blog se mudó a http://belascoainyneptuno.com!

Espera unos segundos para redirigirte automáticamente al nuevo sitio. Si no funciona, visita
http://belascoainyneptuno.com.
De paso, actualiza la dirección en tu blogroll y en tus “favoritos”. ¡Gracias!

viernes, octubre 24, 2008

Enrevesamientos III

Algunas definiciones —y sus equivalentes vernáculos— según Max.

- Aunque el primate hembra cubra sus desnudeces con ricas telas del Lejano Oriente, como tal primate ha de quedar.
(Aunque se vista de seda, la mona, mona se queda).

- Si tu órgano visual no capta una mala impresión, tu bomba sanguínea no se altera.
(Ojos que no ven, corazón que no siente).

- Cuando observes gustoso y complaciente como el ácaro taladra tu dermis, te harás insensible a la comezón y en caso de que el escozor exista, éste no te perturbará en lo más mínimo.
(Sarna con gusto no pica y si pica no mortifica).

- Podrás cubrir tu cuerpo con ropaje religioso, pero eso no indica que estés dedicado a ritos y sacrificios en el monasterio.
(El hábito no hace al monje).

- A través de su cavidad bucal, encuentra el fin de sus días el pelágico ser.
(Por la boca muere el pez).

- Disfruta, diviértete, con los eslabones enlazados entre sí, pero... ¡nunca con el primate!
(Juega con la cadena, pero no con el mono).

- Expulsaste el excremento con tal falta de tino que se derramó fuera del bacín.
(Te cagaste fuera del tibor).

- Escaparé con tal premura que mis zapatos deportivos de goma arderán hasta consumirse.
(Voy quemando el tenis).

5 comentarios:

Ernesto G. dijo...

A monkey dressed in silk is still a monkey.

Eyes cannot see, heart cannot feel.

A fish dies from its mouth.

Play with the chain but not with the monkey.

I leave burning the sneakers.

Anónimo dijo...

Con todos lo hierros...
Saludos
F.C.

Zoe dijo...

Supremo.

Loira dijo...

Acabo de leer estas interpretaciones de la sabiduría popular y por un momento me sentí trasladada en la adolescencia. Me pareció tenerte en frente leyéndomelas en aquel cuartico del vedado que abrías a tus amigos y en el que incluso, tuve el honor de honorar con mi escritura una de sus paredes... ¿recuerdas?

bustrófedon dijo...

¡Pero claro, Loira! ¡Qué grato reencontrarte después de tanta lluvia!