¡Este blog se mudó a http://belascoainyneptuno.com!

Espera unos segundos para redirigirte automáticamente al nuevo sitio. Si no funciona, visita
http://belascoainyneptuno.com.
De paso, actualiza la dirección en tu blogroll y en tus “favoritos”. ¡Gracias!

lunes, mayo 26, 2008

Masa y Poder

El incidente fue a la salida de la antigua Casa del Joven Creador, en San Pedro y Sol, en los otrora ilustres predios del Casco Histórico. Corrían (a punto de desfallecer) los noventa.

Luego de parrandear y desgañitarnos cantando en una posible descarga de los futuros integrantes de Habana Abierta, descubrimos, ya resignados, que nos había cogido la madrugada y, con ella, la confronta. (A los no cubanos: periodo en que no funcionan los autobuses; vulgo: guaguas). En vista de que no tenía sentido esperar el transporte público en la zona del Puerto, tan presta a acoger a tiradores de todas las sectas, optamos por regresar a pie: a Centro Habana, los unos; al Vedado, el resto. Ya casi a la altura de Prado, nos detuvo un agente del orden.

Como establecía su libreto, pidió el carné de identidad a todos y cada uno de los miembros del grupo y se detuvo en el de un amigo color cartucho. El pigmento de la piel es un detalle de importancia: el esbirro era negro; lo que demuestra que caimán sí come caimán.

Después de examinar el documento una y otra vez, señaló el nombre y soltó:
―Ven acá, chico, ¿qué es lo que dice aquí?

La respuesta merece quedar grabada en los anales de la ocurrencia:
―Mire, oficial, yo le entrego el carné porque usted es la autoridad. Pero que lo enseñe a leer un maestro.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial!

Ernesto G.

Aguaya Berlín dijo...

y qué pasó después? Cómo se tragó el caimán el asunto?????

Anónimo dijo...

Alla por mediados del 95 un dia un amigo iba en bicicleta y en la esquina de Linea y 12 le pusieron una multa, decia el policia que se habia llevado la roja....metros despues mi amigo rompio la multa y los cuadritos de papel le rosaron el rostro al estupefacto policia...no sabia que hacer... es una imagen que hasta hoy la recuerdo y me hace sonreir...

Eufrates del Valle dijo...

Si, anecdota que debe ser conocida. Bravo por el de color cartucho!

Ernesto dijo...

Aqui parecen responderle a su comentario del 17 de mayo. Parece que los "compañeros' del Granma leen su blog. Saludos.

Nuevos clubes de computación para campesinos cubanos

http://www.granma.cu/espanol/2008/mayo/jue22/computacion-e.html

Eduardo Frias Etayo dijo...

Como conclusión de la anécdota puedo deducir que el agente del (des)orden andaba solo. Recuerda que ellos andan en pareja porque uno sabe escribir y el otro leer (con dificultades claro está)

Anónimo dijo...

en Santa Clara te pedian el CI y lo echaban por la alcantarilla y despues tu sabes:
-Mire teniente, otro peluo sin CI.
-Metalo en la jaula con los otros numero.
Y pa'entro toa la noche.

bustrófedon dijo...

Aguaya:

Parece que como éramos un grupo y el policía andaba sólo (si seguimos la muy probable tesis de Eduardo, el que sabía leer no lo acompañaba en ese momento), el tipo nos dejó ir. No hubo mayores altercados...

Remandingo: Me hiciste reír con tu nota. Gracias.

Eufrates: ¡Gracias! ¡Viva el ciudadano color cartucho!

Ernesto G.: Sí, parece que por la isla me están leyendo... pero no creo que tenga tal influencia. En cualquier caso, gracias por el enlace y el halago.

Anónimo: Nada me extraña de ese país y su analfabeta fuerza policial. Conozco a un personaje que andaba por La Habana vieja, vestido con un overol de mezclilla, una camisa de mangas largas, y el pelo recogido en motonetas (lo de las motonetas lo hacía, creo, por joder). Tenía un chivo y, para colmo de males, cargaba con una guitarra. Un policía lo detuvo y le puso una multa por “afear el ornato público”.