¡Este blog se mudó a http://belascoainyneptuno.com!

Espera unos segundos para redirigirte automáticamente al nuevo sitio. Si no funciona, visita
http://belascoainyneptuno.com.
De paso, actualiza la dirección en tu blogroll y en tus “favoritos”. ¡Gracias!

domingo, noviembre 16, 2008

Oda al hambre vieja

Ay, pasteles de guayaba,
que se pegaban al cielo
de la boca y con recelo
de ustedes me alimentaba
cuando el hambre me asaltaba
en el medio de la vía
y huyendo a la policía
los compraba en bolsa negra,
mi estómago no se alegra,
¡se retuerce todavía!

3 comentarios:

laura dijo...

jajajajja,que bueno!!

Anónimo dijo...

Muy jocoso...

Saludos F.C.

Teresa Dovalpage dijo...

¡Buenísimo! ¡Me dio hambre otra vez! Aunque sean socatos, que me zumben un pastelito de guayaba en esta dirección suroesteña. Yo no sé a ustedes, pero a mí los dulces de aquí no me "alegran el estómago". La vista sí porque lucen precioso, pero nunca los siento lo bastante dulces.