¡Este blog se mudó a http://belascoainyneptuno.com!

Espera unos segundos para redirigirte automáticamente al nuevo sitio. Si no funciona, visita
http://belascoainyneptuno.com.
De paso, actualiza la dirección en tu blogroll y en tus “favoritos”. ¡Gracias!

miércoles, diciembre 24, 2008

Engáñame bien, chaleco, que te conocí sin mangas

Luis Báez ha excretado —de alguna forma hay que denominarlo— su más reciente residuo: Así es Fidel, texto que según Roberto Fernández Retamar, el bardo del régimen, «ofrece “una visión poliédrica'” de Fidel Castro, con testimonios en algunos casos inéditos».

Como está mal reseñar un libro sin haberlo leído —y como de ninguna manera pienso detenerme a hojear este panfleto—, me limito a comentar lo obvio: el título contiene las claves de la agonía por la que transita la revolución cubana.

A punto de morir el déspota, Báez lo atrapa en su daguerrotipo y lo define en presente de indicativo. “Así es” donde en realidad debería poner “así fue”, pues si pretendiera hacerle honor a la verdad —pecado que, por demás, no comete la prensa oficialista en la isla—, para describir al vetusto anciano en su estado actual debería mostrarlo en su profundo delirio intestinal, apoyándose (literal y figuradamente) en gobernantes de allende los mares, estrenando peinado de pensionario, inmerso en sus movimientos de marioneta y el chándal deportivo que parece no abandonarlo y que muestra un “F. Castro” estampado a la izquierda —cuya función es recordarle en todo momento al propio dictador y a sus seguidores que tal vez no lo reconozcan que, por más que les pese, así, ese es Fidel—.

1 comentario:

Teresa Dovalpage dijo...

Ay, qué horror, "visión poliédrica". Como diría mi madre: qué ridiculez.Excelentes tus reflexiones sobre los tiempos verbales, Bustro.
¡Feliz Navidad!